¿CUÁNTO FALTA PARA QUE AMANEZCA?

¿CUÁNTO FALTA PARA QUE AMANEZCA?

LA "NOCHE" EN NUESTRA VIDA

MOROSI, EZIO

15,00 €
IVA incluido
En stock
Editorial:
NARCEA EDICIONES
Año de edición:
2011
Materia
Espiritualidad-sufrimiento
ISBN:
978-84-277-1738-1
Páginas:
160
Encuadernación:
Rústica
Colección:
ESPIRITUALIDAD - SERIE ORANTES
15,00 €
IVA incluido
En stock
Añadir a favoritos

1. Las grandes noches de la historia humana.
2. De la oscuridad a la luz. La creación .
3. La noche de Abraham. La fe que Dios nos da y nos pide.
4. La noche de José. La mezquindad de la envidia.
5. La noche de la liberación. Un pueblo esclavo.
6. La noche de Samuel. El valor de la escucha.
7. La noche de Elías. Solo y desalentado, pero no vencido.
8. La noche de David. Cuando hay oscuridad interior.
9. La noche de María. La esperanza cumplida.
10. La noche de Nicodemo. Una búsqueda afanosa.
11. La noche de Simón. El esfuerzo no es inútil.
12. La noche de Pablo. Cegado por la luz de la gracia.
13. La noche de Getsemaní. El dolor de la soledad .
14. La noche de la traición. La experiencia más amarga.
15. La noche del Viernes Santo. La obscuridad total.
16. La noche del Sábado Santo. La espera confiada.
17. La noche de un pueblo. Las penas colectivas.
18. Resurrección. La luz en la noche.
19. Los discípulos de Emaús. Una esperanza perdida y reencontrada.
20. Los nombres de la noche.
21. Epílogo.

Hay veces, en el transcurso de la vida, en que ?cae la noche? sobre nuestra mente y nuestro corazón; entonces nos sentimos inmersos en la tristeza, en el dolor, en la depresión. Precisamente en estas horas oscuras es cuando sentimos más fuerte la necesidad de luz, cuando suspiramos, como el centinela que hace la guardia nocturna, preguntándonos cuánto falta para que amanezca. Abraham, José, Samuel, David, María, Nicodemo, Pedro, Pablo y los discípulos de Emaús vivieron su noche en algún momento de sus vidas. Jesús, que sufrió el dolor de la incomprensión, la soledad, la traición y el abandono en el momento de su muerte, nos enseñó a confiar en quien nos ha creado. Él está dispuesto a abreviar las horas de oscuridad y a entrar en nuestra noche con la luz conmovedora de su amor que nos ayuda a pasar de la noche a la mañana.

Artículos relacionados

  • LAS EXPERIENCIAS DEL SUFRIMIENTO EN LA MÍSTICA CRISTIANA FEMENINA
    BUENO GOMEZ, NOELIA
    Las figuras femeninas que se estudian en este libro representan diferentes conceptualizaciones y modulaciones de la experiencia del sufrimiento en la tradición ascético-mística cristiana católica. Teresa de Ávila, Gema Galgani, Marthe Robin y Simone Weil han profundizado y dado forma con su vida y su obra (teológico-filosóficas, como en el caso de Teresa de Ávila; epistolar y e...
    En stock

    19,00 €

  • EL PROBLEMA DEL DOLOR
    LEWIS , CLIVE STAPLES
    El dolor es un misterio universal e inevitable que sobrecoge y desconcierta al ser humano. Con frecuencia se proponen fórmulas más o menos anestésicas -resignación pasiva, escapismo, anulación de la voluntad-, pero que en ningún caso resuelven las preguntas que todo hombre se hace: ¿Qué sentido tiene el sufrimiento? ¿Cómo se armoniza la realidad dolorosa con la bondad divina?Le...
    En stock

    12,00 €

  • SUFRIMIENTO, SILENCIO Y SABIDURÍA
    NAVARRO SÁNCHEZ, ROSANA
    En stock

    14,00 €

  • ¿SE PUEDE APRENDER A SUFRIR? 2ª ED
    MANGLANO, JOSE PEDRO
    En stock

    9,90 €

  • EL POR QUÉ Y PARA QUÉ DEL SUFRIMIENTO
    RODRÍGUEZ SÁNCHEZ DE ALBA, JUSTO LUIS
    Ma´s tarde o ma´s temprano la mordedura del dolor tanto fi´sico como si´quico o moral alcanza a todas las personas. El sufrimiento se ha visto siempre entre los problemas ma´s graves que aquejan la vida humana. En la enfermedad, el hombre experimenta su impotencia, su finitud, que puede llevarle a la angustia, a encerrarse en si´ mismo y, a veces, a la rebelio´n contra Dios.¡Co...
    Disponible en 3/5 días

    8,94 €

  • ¿POR QUÉ TOMAS A MAL QUE YO SEA BUENO?
    DI CIÓ, ANFRES F
    El lector reconocerá en el título de este libro la frase del dueño de la viña a la queja de los obreros que trabajaron desde el inicio de la jornada (Mt 20, 15). Protestaban –quizá con nuestra simpatía– porque los que llegaron últimos reciban lo mismo que ellos.Estos personajes son la expresión de una pregunta inquietante: “¿Es justa la misericordia de Dios?”. Dicho de otro mod...
    Disponible en 3/5 días

    13,00 €